Editorial Cadenazo Radial 8 de Septiembre 2018


Con desvíos de buses, represión policial y un evidente miedo a la movilización popular es que la autoridad junto con los medios de comunicación propios se esforzaron en evitar la marcha convocada a nivel nacional para evidenciar la oposición de las personas a las industrias y sus consecuencias contaminantes. El lugar donde nace esta convocatoria es en la Zona de Sacrificio Quintero-Puchuncaví, recientemente afectada por nubes tóxicas, al igual que las demás Zonas de Sacrificio de este territorio conocido como $hile.

Para los medios oficiales la convocatoria no superó las 300 personas, mientras que catalogaban estas protestas como “de vecinos y vecinas”, cuando el llamado era nacional. Por este motivo los medios libres, comunitarixs o como se les quiera llamar, acudimos a la convocatoria de unir nuestras fuerzas para comunicar a las comunidades e informar lo que realmente ocurre: Realizamos un Cadenazo Radial, donde participaron diversos medios a nivel territorial, pasando la posta informativa y de este modo reafirmando nuestras convicciones de apoyo mutuo. La cadena informativa dio cuenta de la realidad de las protestas a nivel nacional, convocando sólo en la zona Quintero- Puchuncaví al menos unas 5000 personas.

La brutal represión de la policía quedó en evidencia en la cantidad de relatos que nos llegaban durante la transmisión, siendo detenidas y golpeados inclusive una compañera embarazada y también un reportero de Radio Placeres de Valparaíso, puedes leer el relato en el siguiente enlace. Antes de iniciada la manifestación la coordinación de las autoridades determinó el desvío de buses y autos particulares al sector donde se haría la concentración, reforzando la postura violenta y represora del gobierno.

La represión, los desvíos, los despliegues mediáticos y circenses de los municipios con la intención de minimizar el impacto de este descontento nacional, es una evidencia del miedo que tienen de una comunidad organizada en la búsqueda del Buen Vivir. En el caso de Valparaíso, la concentración se vio obstaculizada por una maratón financiada por una de esas empresas gigantes que contribuyen a la devastación de la tierra.

Septiembre es un mes que huele a muerte en este territorio y esta no es la excepción, por lo que paralelamente también se realizó una conmemoración en memoria de los 81 hermanos asesinados por el estado policial y carcelario en el centro de torturas conocido como Cárcel de San Miguel. Enviamos nuestro abrazo solidario a ellxs y a lxs compas del Caso 21 de Mayo, también perseguidos por luchar en defensa de nuestra madre tierra.

Desde Radio Pirata agradecemos a todos los medios libres la coordinación, también el cariño y la alegría que compartimos durante ese momento, pues no podemos pensar un futuro frío y calculador, nuestras magias son otras, nuestros proyectos difieren de esta realidad podrida.

Te invitamos a escuchar un fragmento de lo que fue este trabajo colaborativo, o descargar desde el siguiente enlace.